Viajar sola: Un recordatorio de que las mujeres podemos estar solas y lograr todo

Posted on

Estoy en Madrid, en un apartamento rentado a una cuadra de la Gran Via. Ayer me desperte tarde, desayuné y me metí a la ducha. Dos minutos después, se terminó el agua caliente lo cual no me permitió enjuagarme el cabello. Con toalla en la cabeza subí al cuarto piso para hablar con el dueño. Naturalmente me vio, y se sorprendio; me dijo que arreglaría el problema, pero no lo hizo. Me toco bañarme con agua helada. Esta situación me hizo reflexionar que viajar sola no siempre es fácil, me ha pasado de todo. En este viaje, esta es mi lista, hasta el momento.

Como soy muy friolenta, en todo el vuelo de Houston a Frankfurt use una chaqueta. Nunca duermo en los aviones y después de 10 horas de vuelo, y el cambio de horario, llego exhausta. Esperando mi conexión a Roma me doy cuenta que he perdido el cinturón de la chaqueta, sin ánimo, tiro la chaqueta al bote de basura, sin el cinturón ya no la puedo usar.

En el aeropuerto de Roma el taxista me dice que son 60 Euros, y le digo que sé que la tarifa es €48, el sonrie y me dice que €50. Una mujer sola siempre es blanco para el abuso.

Finalmente, llego al apartamento en Roma. No hay elevador ni aire acondicionado, y hace un calor de los mil demonios. Me toca subir mi maleta dos pisos; estoy agotada. Intento dormir, pero hay mucho ruido. El apartamento esta en una zona transitada por autos y las famosas vespas italianas. Muy entrada la noche el ruido disminuye y caigo rendida. Al día siguiente me despierta un portazo de la puerta principal del edificio, son las 7 a.m. Por el resto de mi estancia, el ruido del portazo se mantiene a todas horas.

Después de un viaje al sur de Italia, regreso a Roma, a otro apartamento en Piazza Argentina. Es precioso, amplio luminoso, con una vista increible pero el ruido de Roma me acompaña; a este punto ya me estoy acostumbrando. Decido lavar ropa, sigo los pasos y espero. La lavadora indica que ha terminado, pero la puerta no abre, esta atorada; intento cinco minutos y nada. Al final ya frustrada, le doy un golpecito y finalmente la puerta ¡se abre! acompañada de toda el agua que inunda el baño. Que horror.

Viajar es asi, se viven situación únicas, asi como momentos  inconvenientes. Te saca de tu zona de confort y te obliga a enfrentar todo por necesidad, es casi un tema de supervivencia. A pesar de todo amo viajar e intentaré seguir haciéndolo, porque mi vida sin viajes no sería lo mismo; sería aburrida, sin propósito.

Viajando he conocido lugares y personas excepcionales, aprendido lecciones de vida a todos los niveles que han aumentado mi visión del mundo. Creo que viajar sola es un entrenamiento para fortalecerte como persona, pues constantemente se ponen a prueba tus capacidades para superar cualquier obstáculo, tomar decisiones, desapegarte de las cosas materiales, y sobre todo saber estar bien… sola. Te obliga a ser responsable al cien por ciento de ti y de tus decisiones.

El viajar sola también refuerza la idea de que no debemos depender de nadie a nivel financiero o emocional. ¡La idea es lograr que te sientas plena y cómoda SOLA! Mi recomendación: Si estas sumida en una situación que te hace pensar que sola no puedes, que necesitas la presencia de un hombre ¡Necesitas viajar sola! No importa a donde o por cuanto tiempo, solo hazlo. Aprenderas mucho de ti y te darás cuenta que ¡claro que puedes sola!

 

  • Share

6 thoughts on “Viajar sola: Un recordatorio de que las mujeres podemos estar solas y lograr todo”

  1. Me ha gustado que contaras tu experiencia. En esta sociedad, viajar sola parece, en principio, muy extraño. Ahora mismo me encuentro sin pareja, y en cuanto le digo a alguna amiga que me quiero ir de viaje sola se escandaliza… Pero para que voy a tener que esperar para hacer lo que me gusta? Tu mensaje me ha ayudado a darme cuenta de que realmente quiero y debo hacerlo! Voy a seguir leyendo tu blog, me ha parecido interesante 🙂

    1. Hola, me alegra mucho que el artículo te ayude a planear tu viaje sola.¡No lo pospongas más! Aprenderás muchas cosas, y difícilmente volveras a sentir esos temores que siempre nos detienen. Tus sueños son importantes y tienes que hacer todo para lograrlos. Planéalo con tiempo y veras que todo ira muy bien. Mucha suerte y escribe cuando estes en tu viaje.

  2. ¡Hola! Saludos desde Argentina.
    Pues eres muy valiente… Viajar solo es toda una aventura, que nos solo nos permite aprender y conocer otros lugares y culturas, sino también conocernos a nosotros mismos, cuando nos enfrentamos a situaciones fuera de nuestra zona de confort… O como dicen en la película Annapolis: “Aquí veremos como reaccionan cuando su plan se va al demonio” 🙂
    Pero, debo admitir, el “abuso” no se limita a las mujeres que viajan solas…
    Cualquier turista con acento extranjero (sin importar su sexo) será objeto de estos abusos… Y mas si pone cara de “no soy de aqui y soy un ingenuo”…
    Bueno, te cuidas, y si vienes por Argentina, te invito un delicioso asado.
    Chau
    Luis

    1. Gracias por tu comentario Luis. Tienes razón se cometen abusos pero saber manejar las situaciones difíciles es parte de la experiencia, y se aprende mucho. Tu país esta en mi lista, lo visitaré pronto. Mucha suerte!

  3. Hola Lily
    Soy Pilar y hemos coincidido el sábado en el taller de Carlos Burgos.
    Me ha gustado mucho lo que comentas.
    Yo llevo ya casi dos años sin pareja y los dos veranos he hecho mis viajes yo sola, he aprovechado y he viajado lo que no había hecho los últimos años, he conocido otros paises y he hecho dos trozos cada año del Camino de Santiago.
    La verdad es que viajar sola es algo muy gratificante, yo nunca lo había hecho antes y es algo que seguiré haciendo aunque tenga pareja intentaré dedicar unos días para mi.
    El viajar es algo que te hace abrir tu mente ser más tolerante en todos los sentidos y si además viajas sóla te hace conocerte más a ti misma y en mi caso ser más fuerte y mejor persona.
    Si en alguna ocasión puedes hacer algún trozo del Camino de Santiago te lo recomiendo porque son unos días en los que te encuentras a ti misma y la gente con la que te encuentras es gente que está fuera de su rutina y está muy receptiva y dispuesta a hablar, escuchar y compartir su tiempo contigo aunque sea sólo lo 10 minutos lo cual no ocurre en el día a día.
    Seguire leyendo tu blog
    Cuidate
    Un abrazo Pilar

    1. Hola Pilar, gracias por compartir tus experiencias. Me da gusto saber que como tu hay mujeres que buscan un mayor equilibrio a traves de los viajes. Comparto tus puntos de vista de como nos ayuda a ser mas abiertos y crecer. Me encantaria hacer el Camino de Santiago, en mi lista. Estoy segura es una experiencia increible. Mucha suerte en todo, continua tus viajes y gracias por leer mi blog. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*