Tres pasos para convertirte en una mujer proactiva

Posted on

Se dice que la verdadera madurez se alcanza cuando mantenemos un enfoque positivo, y armonioso incluso cuando enfrentamos situaciones difíciles. Es ser capaces de no reaccionar negativamente ni perder nuestro balance ante las acciones, opiniones, y comportamientos de los demás. Reaccionar negativamente ante factores externos te convierte en una mujer reactiva; mantener la calma en una mujer proactiva.

Una mujer reactiva es aquella que se enfoca en sus obstáculos, responsabiliza a los demás por sus acciones/decisiones de vida, tiene muchas expectativas en si misma y con los demás, vive insatisfecha, y sintiendo ansiedad. Tiene tendencia a engancharse en problemas durante largos periodos de su vida: Depresión, duda, miedo, enojo, agresión hacia si misma y los demás, y adicciones, entre otros.

En contraste, una mujer proactiva mantiene la calma ante situaciones difíciles. Se enfoca en encontrar soluciones, en trabajar en los aspectos de su personalidad o entorno que necesita cambiar, y en aprender a hacer las cosas de mejor manera. Le gusta estar en constante desarrollo, y es capáz de tomar/corregir decisiones importantes en su vida.

Todas las mujeres tenemos la capacidad de ser proactivas. A continuación te comparto tres pasos que te pueden ayudar a lograrlo.

  1. Acepta

La vida es como una pista de atletismo por la que transitas y en la que encontraras obstáculos, y satisfacciones. Una manera de definir este concepto es utilizando la filosofía china del – yin yang – un principio conformado por dos energías opuestas que se necesitan y se complementan. El yin es una luz pasiva y negativa; el yang es una energía positiva, y luminosa. Cuando aprendes a aceptar la dualidad de ambas realidades, te relajas y liberas de la presión de pensar que tu vida tiene que ser perfecta, y sin problemas. Acepta el factor yin-yang en tu vida.

  1. Pon atención a tus reacciones

En la vida no es importante lo que te pasa sino como reaccionas ante lo que te pasa. Ser capaz de mantener el control incluso en los momentos más difíciles demuestra que aceptas con humildad cada reto que la vida pone ante ti, porque entiendes que es una oportunidad para crecer/mejorar algún aspecto de tu vida que has descuidado.

  1. Cambia tu enfoque

Tener una postura radical ante la vida no es productivo, y te limita. Evita ser rígida, o adoptar posturas extremas en donde todo es blanco o negro, y basándote solo en tus valores o las experiencias hasta ahora vividas. Ábrete a nuevas formas de pensar, y analiza tus conflictos desde distintos ángulos, lo cual te permitirá darle la bienvenida a todo tipo de opciones/soluciones ante cualquier situación que enfrentas. La meta será encontrar un punto medio para procesar mas rápido y mejor tus dificultades.

Una persona reactiva se ve afectada por su medio ambiente, si el tiempo es bueno se sienten bien. Una persona proactiva lleva consigo su propio clima. No hay ninguna diferencia en su estado de ánimo si llueve o el día esta soleado.

El desaparecido escritor y psicólogo estadounidense Wayne Dyer decía que: “La gente rígida nunca crece. Tienen la tendencia a hacer las cosas de la misma manera que las han hecho siempre”.

Soy Coach de Crecimiento Personal y quiero ayudarte a realizar cambios reales y permanentes en tu vida. ¿Estas lista para descubrir la mejor versión de ti? ¡Yo estoy lista para conocerte! Escríbeme a lily@inspiredindulgence.com y comparte tu historia.

¡Mucha suerte!

Liliana Ary

CONECTATE • TRANSFÓRMATE • RESURGE

¡Sígueme! Dando un clic aqui Facebook e Instagram.

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*