Sentir amor propio debe ser nuestra prioridad de cada día

Posted on

AMOR PROPIO

Uno de los retos más grandes que enfrentamos las mujeres cada día es ser capaces de sentir amor propio. Cada una venimos de una crianza y educación distinta, y esto puede condicionar nuestro desarrollo como mujeres adultas, la manera en que nos percibimos, y como interactuamos con los demás.

Algunas mujeres en su niñez reciben amor, y atención orientada a la sobreprotección, y aunque en apariencia la persona crecerá segura en muchas casos provoca que no sea capaz de madurar adecuadamente, y desarrollar fortaleza para enfrentar sus dificultades.

En otros casos, una niña puede crecer en un ambiente hostil, violento y carente de amor, por lo que generalmente en su edad adulta tiene muchas dificultades para conectarse con ella misma y con los demás. Crecio en la carencia emocional, y no aprendió a dar o recibir amor sano, y a desarrollar una imagen positiva de si misma y el mundo. En estos casos, las mujeres son más vulnerables a caer en relaciones tóxicas que las disminuyen y lastiman constantemente.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo nuestra niñez predispone nuestro desarrollo adulto, y dicta la manera en que las mujeres nos comportamos utilizando lo que aprendimos como modelo de referencia.

Dicho esto, en la historia de hoy quiero comunicar que el primer paso para ordenar/trasformar nuestra vida es aceptando/entendiendo que nuestras dificultades han sido creadas por nosotras mismas, por nuestras decisiones, por nuestra falta de información, por nuestras limitaciones.

La buena noticia, es que no tenemos que vivir así. Cada día nos da una oportunidad para auto-descubrirnos y reaprender nuevas y más sanas dínamicas de vida, lo importante es desear hacerlo, y comprometernos hasta lograrlo.

En esta nueva etapa que comienzo orientada a ayudar a “Mujeres que están listas a dejar una relación de pareja”, quiero guiar a mujeres que por años han padecido inumerables momentos dolorosos sin darse cuenta que en realidad uno de sus problemas principales es la “falta de amor propio”.

Amarnos incondicionalmente es la base, la estructura que nos permite estar bien paradas, fuertes y empoderadas para no permitir abusos, para ser capaces de distinguir lo que nos daña, para soltar lo que no es para nosotras, para perdonar y continuar con nuestra vida.

Si no tenemos amor propio, o esta debilitado, seremos siempre vulnerables a ser lastimadas, una y otra vez.

Todas las personas en el fondo en realidad buscamos amor y aceptación. El problema es cuando vivimos haciendo cualquier cosa para merecer y recibir amor, incluso yendo en contra de nosotras mismas y de nuestra salud física y emocional. Naturalmente, nos perdemos porque entregamos nuestro poder, sufrimos y nos atoramos en situaciones y con personas que lejos de darnos bienestar nos dañan.

Las cosas no funcionan así, el amor no se mendiga, no se ruega, no duele. El amor fluye.

Amor propio es la capacidad que una persona tiene para procurarse el bien a todo momento, renunciando conscientemente a todo aquello que la daña. Es la aceptación absoluta y amorosa de quien es, con una mente abierta al cambio, y decidida a la transformación personal para superar sus obstáculos, y poder trascender miedos y creencias limitantes.

Todas podemos y debemos desarrollar el amor propio como una cualidad que nos fortalece y nos permite cultivar acciones y decisiones positivas en nuestra vida, que un día florecerán para permitirnos disfrutar de nuevas y más sanas circunstancias.

Poco a poco iré ahondando en este tema, pero en conclusión te invito a cuestionarte que tan fortalecido o no esta tu amor propio. Si es bajo, comienza ya a poner atención a tus necesidades, a desechar los hábitos que te dañan, y a reconocer a las personas tóxicas de tu entorno. Todas estas acciones poco a poco te ayudarán a ir sanando la imagen que tienes de ti misma, y la manera en que te cuidas y te amas.

Siempre lo digo, ¿Si tú no te amas incondicionalmente, porque esperas que alguien mas lo hará? En realidad, la falta de amor propio es una puerta que abres para permitir que alguien te lastime .

Cierro esta historia con una cita anónima que me gusta mucho: “Y empecé a liberarme de todo lo que no era saludable: situaciones, personas, hábitos y cosas. Lo llamaron egoismo, yo lo llamé amor propio”.

Si deseas unirte a mi Grupo de Facebook GRATIS «Mujeres listas para dejar su relación de pareja» en el que estaré apoyando y guiando a las mujeres en este proceso haz clic aqui: https://bit.ly/2WcEjPr *Este grupo es sólo para mujeres que desean separarse.

¡Sígueme en Facebook Instagram dando un clic aqui!

Si deseas recibir mis historias por email suscríbete haciendo clic aqui.

Muy feliz domingo, y a quererse mucho.

Lily – Coach de Bienestar

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*