Proyecto Amor Propio – Paso 2

Posted on

Estamos en la segunda semana del año, y aunque creo que nuestro bienestar personal debe ser algo a lo que dedicamos tiempo y energía siempre, me parece que el ponernos metas al inicio del año nos permite mantenernos enfocadas, motivadas y empoderadas durante el año. La semana pasada comencé el reto Proyecto Amor Propio con el paso # 1 que resalta la importancia de tener un amor propio sano y balanceado. Es importante entender el verdadero significado de amarte a ti misma, y de los beneficios positivos que pueden generar en tu vida, por lo que es una buena idea mantenernos enfocadas siempre en nuestras necesidades, manejar nuestras perdidas, y entender nuestros retos. En la historia de hoy te hablo de otro ingrediente fundamental que te permitirá lograr una relación mas sana contigo misma.

Paso #2 – Me valoro

El amor propio puede ser visto como egoísmo, pero en realidad no lo es. Seguramente te preguntaras ¿como puedo saber si me amo? Mi respuesta es que si te amas – aceptas lo bueno y malo de ti – no permites los abusos o manipulaciones de los demás, haces cosas que promueven tu bienestar, y verdaderamente valoras quien eres. En ocasiones nuestra cultura latina promueve la idea de que una buena persona es aquella que se enfoca en los demás con devoción, y amor desmedido descuidando sus propias necesidades. Creo que el ayudar a los demás nos da satisfacción y sentido de vida, pero si no te quieres y valoras a ti primero, será muy dificil que seas capaz de dar a los demás.  En otras palabras si al relacionarte con los demás anulas tus necesidades, sueños, bienestar, salud física y emocional, y todo aquello que te hace bien, y decides ocuparte de la felicidad y necesidades de los demás, renuncias a tu derecho a ser feliz, regalando tu vida para que los demás la manejen como quieren. En realidad no te valoras como persona.

Querer e intentar cuidar a los demás sin saber primero como quererte y valorarte es tóxico y desgastante. Cada persona tiene la responsabilidad de atender sus necesidades personales, y de lograr su felicidad y bienestar.  Si alguien cercano a ti cree que su felicidad depende de tu cuidado, atención o amor entonces ha caído en una dependencia emocional. No se trata de ser egoísta, se trata de que una de tus misiones de vida sea tu bienestar, y que de verdad te ames y valores ante cualquier persona o circunstancia.

Cuando nos valoramos, somos capaces de hacer lo siguiente de manera regular:

  • No sacrificas tu alimentación, descanso o salud emocional tratando de cubrir las necesidades de alguien más, incluyendo tus padres, hermanos, pareja, amigos o hijos adolescentes.
  • Entiendes que para poder dar a los demás, es fundamental darte a ti misma.
  • Mantienes una imagen positiva de ti.
  • No utilizas lenguaje/pensamientos negativos para desmeritar quien eres.
  • No permites que alguien mas hable negativamente de ti.
  • Tienes una clara idea de lo que te hace bien, y de lo que debes evitar.
  • Conoces con claridad tus defectos y cualidades, y tratas de modularlos cada día.
  • Haces un esfuerzo consciente por potencializar tus cualidades.
  • No permites que los demás abusen de ti o te manipulen.
  • No pospones hacer todo lo que te hace bien.
  • Si alguien intenta lastimarte, eres consciente y lo rechazas.
  • Distingues con claridad a las personas tóxicas de las que debes alejarte.
  • Sabes establecer relaciones que te empoderan e inspiran.
  • Cuidas tu cuerpo a través del ejercicio y la buena alimentación. Te amas y entiendes que tu cuerpo es tu templo.

Algunas mujeres me han comentado durante sesiones de coaching que no se sienten valoradas por sus parejas, familia, amigos o compañeros de trabajo. Mi respuesta es que seguramente esto se debe a que ellas han olvidado sus propias necesidades, no se valoran ni sienten amor propio, por lo que han acostumbrado a los demás a ignorarlas, lastimarlas y manipularlas.

Te invito a hacer una lista de todas las cosas que dejas de hacer por estar pendiente de los demás. El siguiente paso será poco a poco modificar estos hábitos e integrar algunas de estas actividades positivas a tu vida. Dedicarte tiempo te ayudará a recuperar confianza y mejorar tu amor propio y tu autoestima.

Si estas en una relación de pareja abusiva, en la que te sientes disminuida y poco valorada te pido consideres la posibilidad de alejarte y trabajar primero en recuperar tu amor propio.

Termino esta historia recordándote que eres un ser hermoso, que no vino a esta vida a ser perfecto sino a ser feliz. Eres un regalo que debe ser cuidado y apreciado primero por ti, y después por los demás. Tu felicidad y bienestar son tu prioridad, así que no olvides cada mañana decretar: “me valoro” y más importante ponerlo en práctica con acciones que promuevan esta idea.

¡La próxima semana presento el Proyecto Amor Propio – Paso 3,  muy pendiente!

¡Sígueme en Facebook Instagram dando un clic aqui!

Si deseas recibir mis historias por email suscríbete haciendo clic aqui.

¡Feliz 2018!

Liliana Ary

Coach de Vida y Bienestar

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*