¿Por qué no pudo superar mi dolor emocional?

Posted on

Como Coach de Bienestar he trabajado con cientos de mujeres que están en un proceso de separación, y he notado que uno de los problemas más recurrentes es la dificultad para superar el dolor emocional. Tenemos una gran capacidad para amar, y darnos (a veces sin medida), pero en el momento en que experimentamos una ruptura nos desmoronamos, perdemos la autoestima, el sentido de bienestar y la alegría.

Esto se debe en gran medida a que no aceptamos el cambio ni la perdida y naturalmente sufrimos. No creo que hay una fórmula perfecta para salir intactas de un rompimiento porque experimentamos un cambio de vida drástico. Lo que si creo es que hay una mejor manera para gestionar una ruptura, y lo único que se necesita es estar abierta para recibir toda la ayuda que te permita superar el dolor más rápido y continuar con tu vida.

En la historia de hoy comparto algunas razones por las que nos cuesta tanto superar el dolor emocional.

  • ¿Víctima?

Cuando caemos en el plan de víctimas y sentimos que todo nos sale mal, que el mundo esta en nuestra contra, entregamos nuestro poder personal porque reaccionamos negativamente por circunstancias externas que están completamente fuera de nuestro control.

Vale la pena darnos cuenta que las acciones de los demás son un reflejo de su estado interior, y por tanto nos tenemos que desapegar de la circunstancia para mantener nuestro balance personal.  La mejor manera para salir de este estado es tomando control de tu vida y de tu bienestar personal, y siendo responsable de tus decisiones. Nadie se hara cargo de tu felicidad. 

  • Adicta al drama

Cuando no sabemos como gestionar nuestras emociones, dolor y dificultades diarias vamos acumulando malestar y generamos acciones/emociones tóxicas en contra de nosotras mismas y de los demás. Al alimentar estas emociones cada día, las incorporamos a nuestra personalidad, y sin querer nos convertimos en adictas al drama.

Comenzamos a percibir nuestras circunstancias adversas con dolor, y perdemos la visión de nuestro rol en la situación. En realidad, todo lo que nos pasa tiene un porque, y cada experiencia nos viene a enseñar algo. Para superar nuestros retos, la actitud correcta siempre será alejarte del drama y utilizar tu energía vital para descubrir qué es lo que tienes que transformar y continuar con tu vida como la guerrera que eres.

  • Buscando revancha

Desafortunadamente, muchas mujeres eligen después de una ruptura el camino del conflicto, y buscan revancha para lastimar a su ex pareja sin darse cuenta que en realidad desperdician su vida y se lastiman a ellas mismas cultivando emociones y acciones  tóxicas y destructivas.

Creo que las razones por las que una relación de pareja termino son irrelevantes, incluso si se trata de una infidelidad. Es un acto de amor personal tratar de superar la situación rápidamente, cuidando cada día tus emociones, fomentando hábitos sanos y creando nuevas oportunidades.

  • Estacionada en ego

Cuando alimentamos una mente egoísta, controladora, llena de miedo y pensamientos tóxicos estamos alineadas con nuestro ego. Vivir en ego nos aleja de nuestra verdadera esencia llena de amor y bienestar. El ego nos hace creer que las cosas siempre tienen que salir como queremos, que tenemos la razón, y por lo tanto no debemos enfrentar ninguna situación difícil.

Esta idea lejos de ayudarnos a entender lo importante que es superar nuestros retos con buena actitud, estimula le necesidad de vivir en conflicto. La manera para estar menos en ego y más conectada a tu ser de bienestar es haciendo lo que tu alma/corazón te pide y que sabes te dará bienestar, y alejándote de lo que tu cabeza te dice desde un espacio de ego y que sabes te hara daño.

Quisiera decirte que si eres buena y generosa no vas a experimentar retos y pérdida en tu vida, pero es totalmente improbable. Todas vamos a tener problemas a lo largo de nuestra vida, y la clave es saber enfrentarlos con buena cara y optimismo. En realidad es en esos momentos cuando vivimos un proceso de crecimiento y maduración personal. Tu decides si lo quieres vivir con dolor, ó te abres a la transformación.

Este es el momento para enfocarte y descubrir como superar tu ruptura. Pregúntate ¿Qué puedo hacer para fortalecerme y crecer con lo que sucedió? Una vez que tengas las respuesta, y las apliques cada día en tu vida, estarás verdaderamente en el camino hacia tu sanación emocional.

Las dejo con una cita anónima muy breve pero llena de sabiduría: “Soltar duele. Sostener lo insostenible duele más”.

¡Sígueme en Facebook Instagram! Dando un clic

Si deseas recibir mis historias por email suscríbete haciendo clic aqui.

¡Muy feliz domingo!

Lily – Coach de Bienestar

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*