Necesidad Humana #2 – La Incertidumbre – Aprende a aceptarla y disfrutarla

Posted on

¿Te consideras una persona arriesgada, a la que le gusta la aventura, la novedad, el cambio? o ¿Prefieres dar pasos seguros y tratar de controlar las cosas para que todo te salga bien? La semana pasada hable de la primera necesidad humana: La seguridad, con la que buscamos sentirnos cómodas en nuestro entorno, en nuestras relaciones con los demás y financieramente. Hoy, te presento la segunda necesidad humana: La incertidumbre/variedad. La incertidumbre es una de las seis necesidades humanas que Tony Robbins, motivador y coach norteamericano, identifico y jerarquizo para entender con mayor profundidad nuestro comportamiento, y el efecto de ellas en nuestras emociones. En nuestra cultura nos han enseñado que la incertidumbre es mala, que debemos sentir miedo a lo desconocido. Nos pasamos la vida intenando hacer cosas sin riesgos, y deseando que todo salga como queremos. Lo paradójico es que aunque hagamos grandes esfuerzos por controlar, las cosas casi nunca suceden como queremos. La razón: Somos parte de un universo en el que todo cambia cada segundo, y en el que no podemos controlar situaciones/personas, la incertidumbre es parte de este cambio.  En mi historia de hoy comparto cinco buenas razones para aceptar con alegría la incertidumbre en tu vida, y ser más flexible con el cambio.

  1. La variedad es sana

Los seres humanos somos curiosos por naturaleza, pero el miedo a lo desconocido nos detiene. Cuando buscamos variedad en nuestra vida – intentar un nuevo deporte ó estudiar algo que siempre hemos querido, cambiar de carrera, comenzar una relación amorosa, cambiar de trabajo, viajar, etcétera – nos enfrentamos a lo desconocido, tenemos ante nosotras diversos riesgos. Por ejemplo, cuando iniciamos una relación amorosa, no sabemos exactamente lo que va a suceder. Si nos enfocamos en tener pensamientos fatalistas, no dejamos que la situación siga su curso natural, que fluya. Si por el contrario, decidimos abrirnos y confiar, podremos vivir la experiencia con tranquilidad. Tal vez, al final la relación no funcione – lo cual no importa – lo importante es que vivimos la situación y que al hacerlo crecimos y aprendimos algo.

  1. La incertidumbre es motivadora

Algunas personas encuentran en lo desconocido la oportunidad para intentar cosas nuevas, de ir tras nuevos retos. Con el enfoque correcto, esta necesidad debe ser vista como la fuente de motivación que necesitamos para lograr todo lo que deseamos. Es sano tener retos en todas las etapas de nuestra vida, nos ayuda a mantenernos activas, positivas y renovadas. Al final, el resultado en realidad es irrelevante, lo importante es vivir la experiencia.

  1. Nos ayuda a eliminar los miedos

Hay momentos en los que estamos frente a un cambio ó un reto y nos paralizamos, nos inventamos excusas para no seguir intentando. Por ejemplo, hay personas que le tienen miedo al éxito, y pasan muchos años de su vida en el auto-sabotaje lo que que les impide avanzar. Otras personas experimentan mucho miedo e incluso ataques de pánico cuando se enfrentan a lo desconocido – hablar en público, confrontar una situación difícil, vivir una pérdida – La buena noticia es que todas podemos aprender a canalizar esta adrenalina positivamente. Si sentimos ansiedad extrema, ó miedo, debemos respirar profundamente varias veces, llenarnos de pensamientos positivos y dar el paso. ¡No debemos detenernos! Es fundamental tener valor, y hacer lo necesario para lograr nuestros sueños.

  1. Nos enseña a aceptar el cambio

Las personas pensamos que lo opuesto a la incertidumbre es la seguridad. Percibimos la incertidumbre como el “invitado no deseado” en nuestra vida. En realidad, la única certeza que tenemos en esta vida es que vamos a morir. Todas las personas vamos a experimentar la incertidumbre en nuestra relación, trabajo, amistades, incluso el clima, no sabemos exactamente lo que va a suceder. Si aceptamos los cambios con tranquilidad, podremos reconocer que la incertidumbre es una oportunidad para crecer, transformarnos y enfrentar nuestros retos diarios.

  1. Es divertida

La incertidumbre es la necesidad que nos ofrece la variedad en nuestra vida. Un viaje a un país exótico, asistir a un evento al cual normalmente no iríamos, ver una película que jamás pensamos ver, intentar probar comidas exóticas, son solo algunos ejemplos de todas las cosas que podemos intentar, y que pueden resultar muy divertidas y enriquecedoras. Así, que sal de tu zona de confort, intenta cosas nuevas y diviértete.

Aceptemos que las dos primeras necesidades humanas – seguridad e incertidumbre –  son una dualidad, y que vamos a experimentar ambas a lo largo de nuestra vida. Como siempre, lo importante es el enfoque positivo que le demos a cada situación. Encontré una cita de la actriz norteamericana Scarlett Johansson que describe de manera sencilla la incertidumbre: “La vida es riesgo. A veces funciona y a veces no. Eso es lo divertido, no saber cual va a ser el resultado”. ¡Aceptemos con alegría la incertidumbre en nuestra vida!

Me gustaría saber tu opinión. Por favor dejame tu comentarios abajo. ¡Gracias!

Sígueme en Facebook e Instagram.

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*