ELIZABETH IRVINE Y SUS PIEDRAS DE LA SERENIDAD

Posted on

Una amiga me dijo que tenía que conocer a Elizabeth Irvine, porque es una persona excepcional. Nos reunimos en un restaurante, y me saludo con una enorme sonrisa. Desde el principio sentí una conexión muy fuerte con ella, nuestra conversación fluyo muy fácilmente.

Elizabeth Irvine nació en Kansas, enfermera de profesión vivió 15 años en Londres. Es madre de tres; el más pequeño al nacer desarrollo un problema de salud. Los doctores no fueron optimistas; sin embargo ella decidió que haría todo para que su hijo tuviera una vida sana, y así comenzó su camino en busca de paz espiritual, y ayuda a los demás.

Lo primero que hizo para garantizar el bienestar de su bebe fue cambiar el estilo de vida de ella y su familia; hábitos alimenticios, utilizó la acupuntura e inicio su práctica de yoga y meditación. A los cuatro años el niño estaba sano. En el 2003 comenzó a escribir para una revista de salud y yoga en Londres, y en el 2005 se certificó como instructora de yoga, y comenzó sus talleres de bienestar.

En el 2007 escribió su primer libro “Healthy mother, healthy child”, y en el 2010 “A moment’s peace” ambos ofrecen el antídoto para enfrentar los momentos caóticos de la vida moderna con calma, y encontrar paz y balance como madre.

Las piedras de la serenidad

En el 2011 comenzó su proyecto de joyería hecha a mano localmente. Un porcentaje de los ganancias son destinados para la fundación Truewellbeing’s cuya misión es educar y nutrir la salud y bienestar de las mujeres.

Serenity beads 2

Elizabeth Irvine creó las piedras de la serenidad como un talismán. Algo tangible que ofrece confort, y te mantiene balanceada durante el día, mientras te conecta con tu “ser elevado”. Ciento ocho cuentas unidas con un cordón de seda, con divisiones de nueve cruces que representan la espiritualidad. Me encanta que cada una de las piezas ofrece algo diferente; algunas te pueden ayudar a desarrollar paciencia, estabilidad, emocional, darte seguridad, conectarte con tu sabiduría, etc.

Mientras Elizabeth me hablaba de sus proyectos yo note una luz especial en sus ojos; un gran amor a su trabajo. Le pregunte: ¿Qué te inspira? “mis talleres; ayudar a la gente es lo que me lleva a ese espacio sagrado de paz y serenidad”.

Describe su práctica diaria de meditación como “el momento para obtener balance y fuerza vital”.

Elizabeth personifica ese esfuerzo que toda las mujer debemos hacer para sentirnos completas. Trabaja en su cuerpo a través del yoga, mente con la meditación, y alma ayudando a los demás a través de sus talleres. Comparto su historia de éxito, no solo a nivel profesional pero a nivel personal; la admiro porque ha logrado un balance emocional, y vive de manera integral. Su serenidad y sabiduría son contagiosa, y a mi me dejo muchas enseñanzas.

Elizabeth Irvine muy amablemente me dio de regalo un collar con las piedras de la serenidad; ella usaba otro que ame desde que lo vi. Antes de irse se quito el que traía puesto y me dijo, “tenlo, he pasado un rato maravilloso contigo, que te proteja siempre”. Que mas puedo decir… generosa.

Lily piedras

(en la foto con los collares que Elizabeth me regalo)

Para adquirir una de los collares de la serenidad visita su página.

La información de los talleres de yoga en Estados Unidos y México la encuentras aqui.

SERENITY BEADS

 

  • Share

2 thoughts on “ELIZABETH IRVINE Y SUS PIEDRAS DE LA SERENIDAD”

  1. Soy de la opinión de que una sonrisa amable y en el momento justo, son la mejor llave para tener una comunicación agradable con nuestros semejantes. Interesante el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*