¿Cómo manejar una situación incomoda?

Posted on

No siempre es fácil convivir con los demás, se requiere de paciencia y respeto. Hace unos días me encontré ante una situación incomoda que me estreso. Fue un momento inesperados, difícil de entender. Yo no pude identificar claramente lo que tenía que hacer, no tuve un espacio, un segundo para procesar y reaccionar y me quede con la molestia por varias horas. Al día siguiente, finalmente pude asimilar lo que había sucedido, y con más claridad determine las cosas que pude haber hecho…pero que no hice. Los días siguientes me di a la tarea de establecer algunos pasos a seguir cada vez que nos enfrentamos a una “situacion incomoda” para evitar hacer o decir cosas que después es difícil corregir.

  1. Retírate un momento

A veces pensamos que pedir un espacio es una descortesía; en una situación incomoda es preferible retirarse por unos minutos para respirar y poder recuperar la compostura. Nos podemos disculpar diciendo cosas como: “Ahora regreso, necesito un minuto…necesito aire fresco…necesito hacer una llamada”. Al tomarnos cinco minutos podemos enfriar la cabeza, tranquilizarnos y pensar en las alternativas para manejar la situación.

  1. No digas nada

Las situaciones incomodas nos exponen a perder el control. En un momento de estrés, un silencio prolongado por ejemplo abre la posibilidad de comenzar un argumento innecesario. Es preferible soportar el “silencio” unos minutos, y tener auto control. Es preferible no decir nada, sonreír y pensar en algo más.

  1. Si dices algo, se breve

Si la situación incomoda nos lastima y amerita hacer un comentario, entonces debemos decirlo pero de manera breve, y sin utilizar un leguaje ofensivo, no debemos gritar y mucho menos llorar. El auto control requiere de mucho esfuerzo y de dejar a un lado nuestro ego.

  1. No esperes que la otra persona te entienda

Cada cabeza es un mundo, por lo tanto a veces es casi imposible que las personas coincidamos en opiniones sobre todo en una situación de estrés. Si al comunicar nuestro descontento de manera educada, la otra persona pierde el control y comienza un argumento, entonces lo mejor será decir algo como: “Parece que no nos estamos entendiendo en este momento, por lo que creo que es mejor dejar esta conversación para después”. Esta frase nos puede evitar una pelea segura.

  1. No sufras innecesariamente

La aportación más grande que me ha dado el Curso de Milagros es el concepto de que: “Dios/El Universo no reconoce el dolor. Por tanto sufrir es totalmente en vano, es gastar nuestro tiempo y energía sin solucionar nada. Si estamos en una situación incomoda, y todo lo anterior no funciono, sino al contrario empeoro es recomendable retirarnos inmediatamente. Si una persona es capaz de lastimarnos o decir cosas desagradables, no vale la pena pasar tiempo juntos. No es necesario exponernos ante NINGUNA situación humillante o vergonzosa. Todos los seres humanos somos valiosos, y merecemos ser respetados.

Las personas siempre estaremos expuestas a enfrentar una situación incomoda. Si en esos momentos hacemos el esfuerzo de mantenernos calmadas, enfocadas, en control, podremos manejar y superar la situación muy bien. El motivador y coach americano Tony Robbins dice que: “El dolor es parte de la vida, pero el sufrimiento es opcional; tenemos el poder de elegir vivir en sufrimiento o dejarlo pasar. Merece la pena intentarlo.

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*