Como dejar ir el dolor

Posted on

Todos hemos vivido situaciones difíciles en la vida; pérdida de seres queridos, amores fallidos, problemas familiares y tantas cosas más. En mi caso, cuando vivi estas situaciones sentí que era lo peor que me podia pasar, que no lo merecia, y otras ideas más que aprendí o me inventé para mantener mi dolor vivo. Me enganchaba y sufria, esa era mi dinámica. Hoy te digo como dejar ir el dolor.

El otro día viendo el video de “Un curso de milagros” de Eric Corbera aprendí dos conceptos que me ayudaron a cambiar mi punto de vista radicalmente. La primera idea es que: “El Universo no reconoce el dolor” por lo tanto no hay que perder el tiempo sufriendo por algo o alguien. Este es un concepto muy poderoso porque me da la opción de decidir como me siento ante un problema.

La segunda es: “Que cuando la solución a un problema esta fuera de mi control y me causa dolor, es mejor ¡NO HACER NADA! Todo lo dejamos en manos del Espíritu Santo, el Universo, Dios, y la situación mejorará eventualmente”.

Desde ese día pongo en práctica estos conceptos. Trato de no engancharme con nada ni nadie. Comprendo que “nadie” repito “nadie” es responsable de mi felicidad o infelicidad, y que soy yo la que decido como sentirme o reaccionar ante la vida y los retos que se me presentan.

He eliminado la idea de que “el tiempo me ayudará a sanar”, y la he sustituido por “fue una situación difícil pero ya pasó, y hoy estoy muy bien.” Ahora pienso “me hizó sentir mal, pero no requiere mi sufrimiento, al final todos nos equivocamos”.

Estas son fantásticas herramientas para sufrir menos y ver los retos como oportunidades. Yo finalmente aprendí ¡A dejar ir! ¡Bye bye dolor, culpas, arrepentimientos, agobio!

 

  • Share

2 thoughts on “Como dejar ir el dolor”

  1. Muy interesante tu mensaje. Déjame decirte que yo supere la pérdida de mi esposo después de muchos años de dolor escribiéndole una carta despidiéndome de el y pidiendo perdón por mis errores y una carta a Dios, a partir de entonces me sentí muy bien.

    1. Lo que hiciste es muy efectivo cuando uno se tiene que despedir de alguien querido. Tu carta a Dios me parece un gesto maravilloso de humildad y amor. Me alegro que tengas paz, al final es lo que nos permite ser felices. Gracias por leer el artículo y por tu comentario. Cariños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*