5 pasos para tomar mejores decisiones

Posted on

Tomar decisiones es parte de nuestra vida diaria. Constantemente tomamos todo tipo de decisiones algunas veces en cosas triviales y sin importancia y en otras ocasiones decisiones que pueden cambiar el curso de nuestra vida. Con los años he aprendido que no hay decisiones buenas o malas, pero que se toman mejor tomar decisiones cuando somos conscientes de lo que hacemos, las razones son las correctas y no esperamos un resultado especifico, pues entendiendo que al final las cosas nunca van a suceder como deseamos. Ese es el escenario ideal, pero no siempre somos capaces de lograrlo. En la historia de hoy comparto 5 pasos para ayudarte a tomar mejores decisiones. Mi intención es proporcionar nuevas herramientas que te ayuden a tomas decisiones para lograr una vida mas balanceado y paz de espíritu a largo plazo.

  1. Enfócate

Creo que todo lo importante en tu vida requiere atención plena, y tomar decisiones no debe ser la excepción. Cuando estamos ante la difícil tarea de tomar decisiones personales, profesionales o de cambio de vida, debemos enfocarnos en lo que realmente deseamos lograr. Vale la pena dedicar tiempo y esfuerzo para determinar con precisión los pros y contras de tu decisión, así como un plan adicional en caso de ser necesario. Si tienes demasiada información en tu cabeza, y esta te esta causando estrés comienza por escribir todas tus preocupaciones, todo aquello que piensas y sientes para que puedas liberarte y poco a poco comenzar a pensar con la cabeza fría para tomar mejores decisiones.

  1. ¿Se siente bien?

Nunca ignores lo que tu intuición esta tratando de comunicarte. En mi opinión, la intuición es Dios/El Universo comunicándose para indicarnos el mejor camino. Cuando prestamos atención a nuestra intuición nos alineamos con el ritmo natural de la vida, y en muchos casos hasta podemos evitar problemas innecesarios. Nunca seremos capaces de tomar una decisión con la certeza de que es absolutamente lo correcto para nosotras, pero creo que si experimentamos emociones positivas – alegría, tranquilidad, optimismo, seguridad, empoderamiento – a la hora de tomar decisiones, entonces vamos por muy buen camino. Si en contraste sentimos ansiedad, dolor, enojo, estrés, vamos en contra de nosotras mismas, por lo que vale la pena detenernos y pensarlo dos veces.

  1. Sé responsable de tus decisiones

Muchas personas toman sus decisiones basadas en las recomendaciones de los demás porque no quieren ser responsables del resultado. Si las cosas salen mal, culpan a los demás. Tomar las decisiones correctas exige que seas tú quien las tome con plena consciencia y responsabilidad entendiendo que tu y nadie mas eres responsable de tu vida, tus emociones y tu bienestar. Es bueno escuchar recomendaciones de personas en las que confías, pero nunca olvides que eres tu la que pagara las consecuencias, así que no tomes decisiones a la ligera.

  1. Vive sin caos

Tener vidas caóticas nos impide disfrutar de vidas abundantes y plenas. La disciplina, planeación, organización y determinación son algunas de las cualidades que todas las personas debemos desarrollar para evitar vidas caóticas. Puedes disminuir el caos de tu vida dedicando cada día cinco minutos para planear lo que tienes que hacer. Los buenos hábitos permiten que tu vida/los problemas fluyan,  y que cuando llegue el momento de tomar decisiones no te sientas saturada.

  1. Libérate de lo que pesa

 Acumular dolor, resentimiento, estrés, enojo, no es sano para nadie. Por eso es necesario que en cada dificultad, perdida o crisis personal dediquemos tiempo y esfuerzo para procesar, soltar y sanar todo aquello que nos pesa. A veces acumulamos dolor y preocupaciones incluso por los problemas de los demás. Si actualmente experimentas dolor y preocupación y tienes que tomar una decisión, te invito a que vayas con calma, que seas paciente y que te tomes el tiempo necesario para procesar bien todo lo que vives. Precipitarnos a tomar decisiones cuando enfrentamos dolor nos puede llevar a pagar las consecuencias en un futuro. Respira, suelta y decide con el corazón tranquilo y cuando experimentes estabilidad emocional.

Estos cinco pasos funcionan si eres una persona que no tiene miedo a tomar decisiones pero que no dedica tiempo o planeación para tomar mejores decisiones. Por otro lado, hay personas que tienen dificultad para tomar decisiones y pospone constantemente el proceso. Si es tu caso recomiendo que sigas estos pasos y que de manera consciente reconozcas que el miedo te esta paralizando y te impide avanzar en tu proceso. Para desarrollar confianza en ti misma, comienza por tomar decisiones pequeñas y gradualmente anímate a tomar decisiones importantes.

Finalmente, vale la pena relajarnos un poco y recordar que por lo menos el noventa y cinco porciento de las decisiones que tomamos en nuestra vida no son de vida y muerte, y que incluso si tomamos decisiones incorrectas siempre tendremos la oportunidad de corregir y retomar el mejor camino. Aprendamos a fluir mas y preocuparnos menos.

Las dejo con una cita de autor anónimo: “Nunca cometas el error de tomar decisiones permanentes por culpa de emociones temporales”.

¡Sígueme en Facebook Instagram dando un clic aqui!

Si deseas recibir mis historias por email suscríbete haciendo clic aqui.

¡Adelante y mucha fuerza!

Liliana Ary

Coach de Vida y Bienestar

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*