5 pasos para salir de relaciones tóxicas

Posted on

Los seres humanos hemos sido creados para ser felices. Cuando vivimos una vida llena de amor, energía positiva y buenas acciones nos conectamos con nuestra alma/espíritu y es en ese estado cuando logramos encontrar armonía en nuestra vida. Cuando estamos conectadas a nuestro centro, los retos resultan fáciles de manejar; cuando no, nos causan sufrimiento. Una persona fuera de su centro es mas propensa a tomar decisiones equivocadas, a vivir en un estado reactivo, y a ser tóxica o tener relaciones tóxicas. Las relaciones tóxicas son la interacción con personas que te hacen sentir mal, que alteran tu tranquilidad, que te lastiman y limitan constantemente. Estas se dan en cualquier ámbito social – familia, trabajo, amigos, relación de pareja – Relaciones así nos quitan energía y no nos permiten crecer y ser felices. Hoy te comparto cinco pasos salir de relaciones tóxicas.

  1. Encuentra tu centro

Las personas somos seres sociales, por lo tanto gran parte de nuestra vida estaremos rodeados de personas. Aunque vivimos en colectividad, nuestra personalidad, espiritualidad, y estilo de vida son decisiones personales. Tu vida hoy, es el resultado de tus decisiones pasadas. La buena noticia es que incluso si hoy tienes problemas y vives relaciones tóxicas, tienes la capacidad de modificar esas situaciones. Para lograrlo, es necesario que descubras las áreas de tu personalidad que debes mejorar y que trabajes en ello y así lograr encontrar tu centro. Cuando estas centrada es más difícil tener relaciones tóxicas simplemente porque eres capaz de identificarlas desde el principio, y rechazarlas a tiempo.

  1. Trabaja en tus carencias afectivas

En muchos ocasiones no podemos salir de una relación tóxica porque tenemos carencias afectivas. Estas carencias generalmente vienen desde la infancia y crean problemas en la edad adulta. Una persona que se muestra aparentemente fría e independiente, tiene mayor necesidad de cariño y afecto. Lo paradójico, es que una persona tóxica generalmente tiene mucha dificultad para dar y recibir amor. Para evitar caer en este tipo de relaciones, debes ser capaz de sentirte bien contigo misma, amarte y respetarte siempre, y relacionarte con personas que no tengan ningún problema en expresar sentimientos de amor y cariño. El éxito de cualquier relación se basa en la reciprocidad, y sin ella lo único que vivirás serán relaciones problemáticas y dolorosas.

  1. Evita salvar a los demás

Cuando tenemos relaciones tóxicas creemos que nuestra misión en la vida es ayudar a los demás a solucionar sus problemas, a vivir “bien” y ser felices. Esta creencia es errónea, en realidad no tienes que salvar a nadie especialmente cuando la otra personas no desea cambiar. Cada persona debe ser responsable de su vida, emociones, y de cómo gestiona sus problemas. No te obsesiones tratando de cambiar a alguien. Las relaciones sanas son sencillas y fluyen con facilidad; en ellas no existe la culpa, el miedo ni el dolor.

  1. Cuidado con las adicciones

Una persona tóxica infringe emociones negativas en los demás – culpa, resentimiento, desamor, rechazo, agresión física y verbal, y ansiedad entre otras – Cuando alguien nos rechaza, o agrede y estamos fuera de nuestro centro es muy probable que nos volvamos adictos a esa persona; nuestro ego entra en una batalla que desea ganar, y hará todo lo posible para lograrlo. Esta no solo es una dinámica peligrosa, sino emocionalmente desgastante. Si una persona te rechaza, ten valor y sigue tu camino sola. Si has estado en una relación tóxica por años, quizá debas recibir ayuda de un psicólogo o un coach de crecimiento personal como yo.

  1. Pon atención a tu intuición

Cuando estas en tu centro, tienes las capacidad espiritual de escuchar la guía de Dios/El Universo a través de tu intuición. Poner atención a tu intuición te permitirá tener claridad para saber si la otra persona va a traer armonía, buena vibra y amor a tu vida y no todo lo contrario.

El mayor indicador de que una persona es tóxica, es que hay momentos en que deseas no estar con ella. Al terminar de leer esta historia, estoy segura tienes claro ya quienes son las personas tóxicas en tu vida. ¿Que tienes que hacer? Alejarte. No tienes que dar ninguna explicación. Tu razonamiento debe ser: “Decido no estar contigo porque no quiero sentirme devaluada y rechazada. Me alejo porque no eres bueno/a para mi”. Quizá, esta decisión será mas fácil de tomar con amistades, y compañeros de trabajo y mas complicado con miembros de la familia y pareja. Si no estas lista para cortar lazos de manera definitiva, entonces reduce tu interacción con ellas, y dedica tiempo a tu bienestar.

El destacado escritor y conferencista argentino Bernardo Stamateas dice: “Naciste para ser libre, no seas esclavo de nada ni de nadie. No permitas que la ansiedad llene tu vida. Concéntrate en las cosas importantes, que son las que multiplican tu energía; las secundarias la roban. La felicidad es tu herencia y tu legado. Nadie te la puede arrebatar. No te la arrebates tú mismo sufriendo emociones tóxicas”.

Soy Coach de Crecimiento Personal y deseo ayudarte a realizar cambios reales y permanentes en tu vida. ¿Estas lista para descubrir la mejor versión de ti? ¡Yo estoy lista para conocerte! Escríbeme a lily@inspiredindulgence.com y comparte tu historia.

¡Adelante!

Liliana Ary

CONECTATE • TRANSFÓRMATE • RESURGE

¡Sígueme! Dando un clic aqui Facebook e Instagram.

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*