3 pasos para superar nuestros obstáculos

Posted on

Alguien me pregunto ¿Cómo se puede ser feliz cuando se viven grandes obstáculos en Venezuela, México, Cuba y tantos otros países que atraviesan sufrimiento y violencia? Mi respuesta es: “Manteniendo la fe, una actitud positiva y el corazón abierto al cambio”. Como todos, he atravesado por situaciones difíciles (desde un secuestro, hasta el terrible terremoto en la Ciudad de México en 1985, una operación para detener un cáncer de seno y recientemente el paso del huracán Harvey en Houston, Texas). Cada experiencia me ha enseñado que los obstáculos son oportunidades para crecer, fortalecernos y humanizarnos. No son castigos de Dios/El Universo como nos han hecho crecer, son experiencias de las que tenemos algo que aprender. En el budismo – filosofía que practico – nos enseñan a fortalecer nuestra resistencia, a aceptar que las dificultades surgirán a lo largo de nuestra vida y que es nuestra misión aprender a afrontarlos con fuerza y determinación. El miedo, las quejas, el enojo, la depresión, y cualquier otra emoción negativa solo nos desmoraliza y nos hace perder fuerza. Con la intención de ayudarte a cambiar tu percepción si estas atravesando situaciones muy dolorosas hoy comparto 3 pasos para superar nuestros obstáculos.

1. No te opongas

Para mi este es el paso mas importante para no caer en el drama y el pesimismo innecesariamente. Si enfrentas un gran problema lo primero que tienes que hacer es aceptarlo de la mejor manera sin desperdiciar tiempo/energía preguntándote ¿Por qué a mi?quejándote o sufriendo sin parar. Busca soluciones que te permitan alcanzar serenidad. Si no esta en tus manos mejorar la situación, entonces el reto es mantener la calma, positividad, y agradecimiento por todas las cosas buenas que en este momento si tienes y continuar así cada día. Somos parte de Dios/El Universo y por tanto debemos hacer un esfuerzo por movernos en su energía de amor/compasión/respeto y solidaridad con nosotros mismos y con los demás. Por experiencia personal sé que cuando acepto los retos de alguna manera u otra estos comienzan a solucionarse.

  1. Identifica la lección

Vivir es como ir a la Universidad. Las personas que ponen atención a lo que les pasa, aprenden de sus lecciones, y corrigen sus errores avanzan y logran estabilidad. En contraste, las personas que perciben sus obstáculos como castigos, se quejan de sus circunstancias, y no hacen nada por cambiarlas se estancan y viven infelices. Para poder fluir con el ritmo de la vida hay que identificar la lección detrás de la experiencia. Una ocasión asistí a una clase de Cábala – sabiduría antigua que brinda herramientas para crear felicidad – en donde el rabino menciono que: “Todas aquellas fallas de nuestra personalidad que afectan nuestra vida y la de los demás se presentaran como problemas una y otra vez hasta que aprendamos a identificarlas y corregirlas”. Por eso es importante que ante cada situación complicada nos detengamos y dediquemos tiempo a evaluar que debemos cambiar. Generalmente nos quejamos de los demás, de circunstancias externas que creemos crean nuestros problemas, cuando en realidad somos nosotras las que de manera directa/indirecta podemos estarlo haciendo. El cambio comienza por nosotras mismas y mientras nos resistamos a los problemas, estos continuaran/se repetirán/crecerán y nuestra frustración e infelicidad también.

  1. Haz lo contrario

Una vez que identificamos las áreas de nuestra personalidad destructivas y tóxicas debemos aprender a reaccionar de manera contraria a la que estamos acostumbradas. En otras palabras, el cambio se da cuando de manera consciente decidimos actuar de manera opuesta a como hacemos generalmente. Por ejemplo, si me enojo por cosas insignificantes debo aprender a no perder el control, si soy violenta opto por intentar ser mas tranquila, si soy mentirosa, hago un esfuerzo por dejar de serlo, si critico a los demás, me detengo, si soy controladora, intento ser mas relajada, etcétera. El efecto positivo de esta “sencilla acción” en tu vida es increíble. Desde mi punto de vista, Dios/El Universo aprecia tu esfuerzo y te compensa de muchas maneras. Así que intenta desde hoy aplicar este principio y comienza a recibir los beneficios.

Tal vez no tengamos el poder de cambiar el sufrimiento en el mundo, pero si es posible cambiar nuestra percepción de los obstáculos, como los superamos y así poco a poco generar un impacto en nuestra vida, la de nuestras familias y comunidad. Lo que escribo lo he experimentado, y por eso te puedo decir con plena seguridad que estos tres pasos si funcionan ya que al ponerlos en práctica honramos y respetamos las leyes de la Vida/El Universo/Dios. ¡Acepta con amor y humildad cada reto, no pierdas la fe, y sobre todo agradece cada día que vives!

Las dejo con una linda relfexión del lider espiritual budista Dalai Lama: “Para crear una paz interior, lo más importante es la práctica de la compasión y el amor, la compresión y el respeto por los seres humanos. Los más poderosos obstáculos para ello son la ira, el odio, el temor y el recelo. De modo que mientras la gente hable de desarme en el mundo entero, cierto tipo de desarme interno es prioritario”.

Me encantaría saber tu opinión escríbeme a lily@inspiredindulgence.com

¡Sígueme en Facebook Instagram dando un clic aqui!

Si deseas recibir mis historias por email suscríbete haciendo clic aqui.

¡Adelante y mucha fuerza!

Liliana Ary

Coach de Vida y Bienestar

  • Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*